Telemedicina pediátrica en la Comunidad de Madrid

Siempre se habla de lo importante que es cuidar la salud. Más, si cabe, si de lo que se trata es de la salud de los más pequeños. Por ello, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha una consulta de  telemedicina pediátrica que permite a los padres realizar cualquier consulta y plantear todas sus dudas desde su domicilio –o de cualquier otro lugar– a través de Internet.

La familia no podrá elegir si utilizar este servicio de salud, ya que siempre será el médico el que valorará cada caso y determinará si un paciente es susceptible de que el seguimiento de su patología sea atendido por este método.

No es la primera iniciativa de telemedicina en la sanidad de Madrid. En la actualidad hay 21 hospitales de la región que están desarrollando 43 proyectos de estas características, consultas entre centros sanitarios, tratamiento Ictus, retransmisión de actos quirúrgicos, transmisión de radiología, formación y sesiones clínicas.

El paciente no tiene que desplazarse hasta el Hospital.

El paciente no tiene que desplazarse hasta el Hospital.

El sistema, pionero en España en la especialidad de Pediatría y del que han podido comprobar ya sus excelencias 35 pacientes, lleva desarrollándose desde hace dos meses en su fase inicial en el Hospital Gregorio Marañón. El principal beneficio es que tanto las familias como los pacientes –los niños– no tienen que desplazarse hasta el hospital, evitando de esta forma trastocar las rutinas diarias, compatibilizando, además, la vida familiar y laboral.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha explicado que están extendiendo este sistema a otros centros hospitalarios para los casos en los que no se requiera la presencia de los pacientes, como puede ser “comunicar y compartir resultados y ver el seguimiento”.

El servicio de Pediatría en el Gregorio Marañón a través de Internet está teniendo una gran aceptación por parte de los pacientes y ya se han realizado unas 50 consultas.

Así, a modo de resumen, una madre no tiene que acudir con su bebé hasta la consulta porque lo ve su doctora cada semana de forma telemática. Por el mismo medio, la pediatra le resuelve dudas sobre la lactancia, el biberón o la alimentación en general. El sistema, aseguran, es útil, seguro, sencillo y las consultas son cortas.