Sanidad incorpora un fármaco que aumenta un 20% la supervivencia al cáncer de mama

El Ministerio de Sanidad ha aprobado incorporar al sistema de salud un nuevo fármaco, la eribulina, que aumenta un 20% la supervivencia de pacientes con  cáncer de mama localmente avanzado o metastásico.

Los expertos destacan que su eficacia se basa en que impide que las células cancerígenas se dividan y, de esta forma, crezca la tumoración. Además, explican que el principio activo eribulina es un análogo sintético con actividad antitumoral cuyo precursor natural se aisló inicialmente en un tipo de esponja marina procedente de los mares de Japón.cancer_salud_seguro

El nombre comercial del fármaco es ‘Halaven’, se administra en unidades especializadas de tratamiento oncológico por vía intravenosa en ciclos de 21 días y se ha demostrado que eleva la supervivencia de pacientes afectadas de cáncer de mama que han sufrido progresión después de haberse sometido al menos a dos tratamientos de quimioterapia previos.

Una de las ventajas de la administración de este nuevo fármaco es que acorta las estancias para el tratamiento, ya que el tiempo para aplicarlo se reduce a entre dos y cinco minutos de infusión. Cada paciente tendrá una dosis que está en función de la superficie corporal.

Hay que recordar que las pacientes tratadas con eribulina han indicado reacciones adversas como astenia, neutropenia, alopecia, neuropatía periférica (que es la insensibilidad y hormigueo en brazos y piernas), estreñimiento y náuseas.

Así, la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y de Farmacia aprueba el nuevo fármaco y España se suma a los países en Europa que ya disponen de este medicamento, que se comercializa desde 2011 en Reino Unido, Francia, Italia, Suiza, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Islandia, Suecia, Eslovenia y Rusia. Fuera de Europa, también se vende eribulina en EEUU, Corea del Sur, Japón y Singapur.

El director del Programa de Cáncer de Mama y Melanoma del Instituto Oncológico del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Javier Cortés, que es además uno de los investigadores que ha contribuido a desarrollar el nuevo fármaco, apunta que “la eribulina responde a la urgente necesidad de nuevas opciones de tratamiento para las mujeres españolas con cáncer de mama avanzado que hayan recibido previamente varios tratamientos”.