Por qué dormir mucho en invierno es malo para la salud

Durante los meses de invierno, la gran mayoría de las personas nos encontramos mucho más cansados y con sueño.  Hay menos horas de luz, más frío y eso nos lleva a tener ganas de dormir una larga siesta o prolongar las horas en que estamos durmiendo. Sin embargo, dormir mucho en invierno es malo para la salud. Te contamos hoy el por qué en el blog de loaseguro.

dormir mucho en invierno es malo

Motivos por los que dormir mucho en invierno es malo para la salud

Una de las principales razones que nos lleva a dormir más es el tema de la luz. El perder horas de luz hace que inevitablemente tengamos ganas de un cambio radical en nuestro sueño.

El cuerpo segrega mayor cantidad de melatonina, que es la hormona del sueño. Esto se debe a que estamos expuestos a menos horas de luz solar.

Si lo que quieres es descansar bien, entonces lo mejor que puedes hacer es optimizar tu aprovechamiento de luz solar. Si no lo haces, lo que verás son sus consecuencias como por ejemplo el insomnio o tener un sueño que se interrumpe.

Otro de los inconvenientes es el mismo que sucede en otras épocas del año: el uso de dispositivos antes de dormir. Cuando te expones a la luz azul que irradian los dispositivos, lo que sucede es que se hace más corta la liberación de melatonina. Esto tiene una consecuencia directa en la calidad del sueño y en la temperatura corporal.

Según los expertos de National Sleep Foundation, cuando se duerme demasiado, hay un debilitamiento real del sistema inmunológico. Esto puede ocasionar que haya más probabilidades de tener alguna enfermedad.

Seguro medico

Personas con el Trastorno Afectivo Estacional

Quienes sufren del Trastorno Afectivo Estacional, también llamado SAD, sufren mucho más en invierno. Este tipo de depresión estacional comienza a hacerse latente en la época en que los días de luz solar se acortan.

Los síntomas que evidencian este tipo de trastorno son muy claros como por ejemplo tristeza, falta de energía, fatiga, ansiedad, irritabilidad, entre otros.

Hacer algún tipo de deporte, cuidar mucho la alimentación e incluir algún tipo de terapia puede ser muy útil para controlar la situación general y el problema en sí mismo.

Otra de las acciones que puedes tomar es el controlar mucho el cómo está tu habitación. La habitación debe de ser un sitio bueno para el descanso, en armonía. Una habitación caótica nos puede llegar a alterar el sueño cuando tenemos insomnio.

También es importante que la luz artificial se desconecte antes de irse a dormir y que se dejen los dispositivos fuera de la habitación.

Aplicando estos consejos vas a evitar el hecho de que dormir mucho en invierno es malo para la salud.

En caso de que notes que tienes mucha somnolencia y que es algo que se estira en el tiempo, lo mejor es acudir a un profesional.

Con un seguro de salud privado podrás consultar de inmediato con un profesional médico para tratar tus problemas en esta estación: Presupuesto gratuito

Ahora que sabes que dormir mucho en invierno es malo para la salud, tenlo en cuenta y actúa en consecuencia.