Perder peso en pocas semanas: inconvenientes y consecuencias

perder peso en pocas semanas

Seguramente habrás escuchado mucho de ese tipo de dietas que te prometen perder peso en pocas semanas. Incluso puede que lo hayas intentado con un resultado positivo o negativo según cada caso. En general, perder peso en pocas semanas es algo poco saludable ya que el cuerpo tiene muy poco tiempo para adaptarse a ese nuevo peso por lo cual le costará mucho mantenerse. De ahí es que vienen los llamados “efectos rebotes”. Es lo que te vamos a contar en el artículo de hoy de loaseguro.

Cuáles son los problemas de perder peso en pocas semanas

El principal problema de ello es la deshidratación y el hecho de que la persona empieza a sentir una fatiga que se puede convertir en fatiga crónica. Veamos más en detalle estas consecuencias.

Deshidratación

Cuando haces una dieta de las consideradas “dietas milagros” lo que se hace es perder líquidos o lo que es lo mismo hay una deshidratación. Todo ello va a generar una pérdida de peso que es falta pues esa agua se va a recuperar en poco tiempo una vez que volvamos a tener una alimentación equilibrada y normal.

Tanto las dietas hiperproteicas como las que son bajas en calorías tienen como consecuencia la deshidratación. Debido a ello, hay problemas en el nivel cardiovascular y renal. Piensa que la gran mayor parte de nuestra sangre es agua y por lo tanto si hay una deshidratación muy marcada, lo que va a suceder es que nuestra sangre se llega a espesar y es ahí en donde aparecen los distintos problemas de circulación, la tensión arterial por los suelos, etc.

Con la deshidratación se pueden llegar a perder una media de 2 a 3 kilos en una persona que pesa unos 70 kilos, pero ello va a conllevar un rendimiento menor en funciones básicas que se verán en su día a día como el sentirnos cansados constantemente.

Seguro medico

Fatiga Crónica

Si hacemos una dieta para perder peso en pocas semanas una de las primeras consecuencias que vamos a notar es la fatiga crónica. Si nuestro organismo se siente fatigado al eliminar y restringir el aporte de nutrientes entonces va a trabajar en mínimos.

Todo ello hará que también se afecte lo que es el sistema nervioso. Al tener grandes pérdidas de peso en poco tiempo, se activa nuestro sistema parasimpático en donde el cuerpo es un ahorrador de energía  y es ahí en donde lo hará sentir más cansado.

Lesiones en el cuerpo

Generalmente para perder peso en pocas semanas y como en cualquier estilo de vida sana, se recomienda  la realización de ejercicio físico. En estos casos, lo que puede llegar a suceder es que nuestros huesos y articulaciones tienen una protección menor porque están más débiles, con lo cual, al realizar ejercicios con mucha intensidad pueden llegar a aparecer lesiones o fracturas. Eso, sumado a que hay muy poca reserva energética de glucógeno entonces hará que el panorama sea peor.

Para finalizar

Por supuesto que existen más consecuencias de perder peso en pocas semanas. Lo mejor siempre es hacer una dieta con el control de un nutricionista que nos genere un plan de alimentación personalizado y estemos tranquilos de que podremos mantenerlo en el tiempo.

Para cuidar tu salud como se merece: Seguro Médico económico