Las primas de seguro de enfermedad serán deducibles en el IRPF

Buenas noticias para los tomadores de un seguro de salud, ya que las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente podrán ser consideradas gastos deducibles en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Así lo ha expresado una enmienda transaccional a los Presupuestos de 2016 que ha sido apoyada por el PP y CIU en el Senado y que, junto a otras dos del grupo catalán, fueron incorporadas en el trámite de ponencia de la Comisión de Presupuestos de la Cámara Alta.

De esta forma, la enmienda transaccional 2.661 de CIU expone que desde el próximo 1 de enero de 2016 las primas de seguro de enfermedad que hayan sido satisfechas por los contribuyentes en la parte que corresponde a su cobertura, la de su cónyuge y la de hijos de menos de 25 años podrán tener la consideración de gastos deducibles en el IRPF.

Establece, además, que el límite máximo de deducción será de 500 euros por persona o de 1.500 en el caso de los miembros de la familia que tengan una discapacidad.

Hay que recordar que el sector del seguro ligado a la salud, en el que están incluidos los seguros dentales, los de reembolso de gastos o los de indemnizaciones, ingresa más de 6.500 millones de euros en primas al año.