La gripe ya está aquí

Como todos los años por estas fechas, el virus ‘influenza’ de la gripe amenaza nuestra salud. Así, el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España ha detectado ya el comienzo de la onda epidémica gripal de esta temporada con una tasa de incidencia de 92,07 casos por cada 100.000 habitantes.

Este dato, tomado en la semana del 30 de diciembre al 5 de enero, duplica la tasa registrada en la semana entre el 23 y 29 de diciembre. Además, según el último informe de este organismo, que elabora el Instituto de Salud Carlos III, la evolución de la actividad gripal ha superado el umbral basal o nivel fijado para esta temporada en Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura.

Igualmente, se destaca un nivel esporádico de difusión geográfica de la gripe en Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid y la Rioja. El nivel es local en Navarra y epidémico en Castilla y León y País Vasco.

La gripe dura entre 5 y 10 días.

La gripe dura entre 5 y 10 días.

Pero, ¿sabe qué es la gripe y cómo afecta a la salud? Hablamos de una enfermedad infecciosa respiratoria aguda causada por el virus “Influenza”, muy contagiosa y que se transmite rápidamente por las gotitas del estornudo y la tos de las personas que ya están infectadas. Tarda alrededor de dos días en incubarse y suelen aparecer los síntomas al tercero. La enfermedad dura entre 5 y 10 días.

Los síntomas más habituales son fiebre alta que puede llegar hasta los 40ºC, tos seca, debilidad, cansancio y dolor de garganta, de cabeza y muscular. En algún caso también podemos tener los ojos llorosos y dolorosos, además de congestión nasal y moqueo.

Por otra parte, hay que saber que la gripe no se cura, sólo se tratan los síntomas y a esperar que pase. Esto quiere decir que lo más habitual es administrar medicamentos para mejorar el estado general, así como antitérmicos para la fiebre y antitusígenos para la tos. Además, siempre es recomendable reposo en cama y beber más de dos litros de líquido al día.

Por último, y no menos importante, es fundamental recordar que los antibióticos no tienen ninguna utilidad y por ello no están indicados ni en la gripe ni el resfriado.