La dieta mediterránea puede disminuir un 40% la posibilidad de desarrollar diabetes

Puede resultar repetitivo, pero no nos cansaremos de insistir en los beneficios de la dieta mediterránea en la salud. Y es que lo último que sabemos es que este tipo de régimen alimenticio puede disminuir hasta en un 40% la posibilidad de desarrollar diabetes, que, como seguro que ya saben, provoca lesiones oculares importantes, fallos en la función renal y trastornos en la percepción de sensibilidad en las extremidades inferiores.

Pescado, frutas y verduras, base de la dieta mediterránea.

Pescado, frutas y verduras, base de la dieta mediterránea.

Este dato lo han presentado en la IX Reunión de Diabetes y Obesidad que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha celebrado en Sevilla y en la que uno de sus coordinadores, Francisco Javier Ena, ha hecho un especial hincapié en recomendar esta dieta tan nuestra como factor de prevención de ambas enfermedades.

Ena tiene claro que “la práctica de ejercicio físico y una alimentación que incluya alto consumo de pescado, frutas y verduras, junto a grasas y antioxidantes provenientes de frutos secos y de aceite de oliva virgen extra disminuyen el riesgo de padecer diabetes relacionada con la obesidad”.

Los datos de los beneficios de la dieta mediterránea para la salud se han extraído del estudio PREDIMED, que relaciona esta alimentación no sólo con la diabetes, también con la mejora de la calidad de vida en otras patologías como dolores en las articulaciones, apnea del sueño, hipertensión arterial, infertilidad en mujeres por trastornos menstruales o depresión o, incluso, cáncer de mama, de colon, riñón y páncreas.