Guerra al tabaco: las advertencias sanitarias ocuparán más espacio en las cajetillas

Siempre en beneficio de la salud, la nueva directiva de productos del tabaco obligará a la industria tabaquera a aumentar el espacio de cajetilla que deben cubrir las advertencias sobre los riesgos de fumar.

De esta forma, la presidencia de la UE y los negociadores de la Eurocámara han alcanzado un acuerdo final según el cual, los avisos sanitarios deben cubrir el 65% de la superficie frontal y posterior de las cajetillas. Hay que recordar que la legislación actual sólo obliga a ocupar el 40% del espacio total.

Estas advertencias sanitarias están obligadas, igualmente, a colocarse en la parte de arriba de los paquetes y a combinar en el mensaje texto e imágenes. Esta imposición, con el objetivo de velar por la salud, relega la marca de tabaco a la parte inferior.

Nueva normativa comunitaria para advertir de los riesgos de fumar.

Nueva normativa comunitaria para advertir de los riesgos de fumar.

Aunque todavía no se ha ratificado el texto definitivo de la nueva directiva de la Comisión Europea, que ha de hacerse por el pleno de la Eurocámara y los Veintiocho, sí que hay constancia de que el acuerdo al que se ha llegado rebaja la propuesta original que abogaba por ampliar estas advertencias hasta el 75% de la superficie de las cajetillas.

Del mismo modo, la nueva norma prohíbe los cigarrillos con sabores (fresa, vainilla y los mentolados), aunque autoriza un periodo transitorio de seis años para estos últimos. Con esta iniciativa se busca que no resulte atractivo para los más jóvenes el tabaco. Aun así, por lo dicho anteriormente, habrá mentolados hasta 2020. Lo que no se prohibirán son los cigarrillos ultrafinos, que son los que tienen menos de 7,5 milímetros de diámetro.

Por otra parte, las farmacias seguirán pudiendo vender los cigarrillos electrónicos y será decisión de cada Estado miembro someterles a autorización como medicamentos o aplicarles nuevas medidas que garanticen su seguridad.