El 90% de los infartos se podría evitar con una vida saludable

Los infartos (de miocardio) son algo común y frecuente. Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en el mundo. De hecho, son responsables de 17,3 millones de fallecimientos prematuros al año. Pero no por ello vamos a dejar de recordar qué es, ya que sucede, además, que la prevención es la mejor forma de cuidar la salud.

La Fundación Española del Corazón (FEC) nos recuerda estos días que el 90% de los infartos podría prevenirse simplemente siguiendo unos hábitos de vida saludables y controlando los principales factores de riesgo como son el tabaquismo, el sobrepeso, el colesterol elevado, la presión arterial, la inactividad física y la diabetes.

Pero, ¿qué es un infarto?

Según explica la FEC en su web, un infarto es la necrosis (muerte de las células) de un órgano o parte de él por falta de riego sanguíneo como consecuencia de una obstrucción o estrechez de la arteria correspondiente.

Dicho de otra forma, las arterias coronarias se estrechan y el oxígeno no llega al miocardio, el cual, al no recibir oxígeno, no puede producir energía para moverse. Entonces mueren las células del tejido que no reciben sangre, o sea, el tejido se necrosa. La Fundación recuerda que las arterias se estrechan por un coágulo de sangre o por el depósito de grasas en las paredes de éstas.

Como fuere, lo recomendable para llevar una vida saludable y evitar las enfermedades cardiovasculares es seguir este decálogo:

– Alimentación equilibrada y variada: frutas, verduras, hortalizas, pescado, aceite de oliva, carnes magras, cereales y lácteos desnatados. La sal, azúcares y alcohol, en pocas cantidades.

– 30 minutos diarios de ejercicio: Elige el que más se adapte a tu condición física.

– No fumar.

– Controlar el peso.

– Vigila la grasa del abdomen, es peligrosa para el corazón.

– Comprueba la tensión arterial.

– Controlar el colesterol y la glucosa.

– Conoce tu riesgo cardiovascular. Si quieres saber cuál es el tuyo, pincha AQUÍ

– Comparte dudas y problemas. Intercambia experiencias. Aprenderás y darás ejemplo de lo que es importante para la salud.

– Controla tu estrés y ansiedad. Aprende a relajarte.