Cuidado con los atracones y empachos de Navidad

Parece una obviedad pero es así, en Navidad se come más de la cuenta y eso no es bueno para la salud. Por ello, los expertos aconsejan no darse los que llamamos habitualmente “atracones” y comer de forma moderada, ya que estos excesos comportan un aumento de peso de hasta 4 kilos de media.

Y hay que evitar estos empachos porque, entre las consecuencias negativas para la salud, nos encontramos con que suponen una ingesta de muchas calorías en muy poco tiempo, causan una sensación de malestar generalizado y de hinchazón, las digestiones se hacen muy pesadas (al prolongarse durante todo el día y la noche) y pueden producir vómitos.

Los atracones de Navidad nos hacen engordar 4 kilos de media.

Los atracones de Navidad nos hacen engordar 4 kilos de media.

De forma absolutamente equivocada, muchas personas intentan evitar este aumento de peso en Navidad poniéndose a dieta un tiempo antes de que lleguen los días de comidas copiosas de empresa, de amigos y familiares. Ante esto, la nutricionista de los Hospitales Universitarios HM Montepríncipe y HM Torrelodones, Aránzazu Perales, no sólo no lo recomienda sino que, incluso, cree que puede tener el efecto contrario al que se busca.

“Este hábito no es saludable y sin estar asesorados por un experto es posible que se gane peso en vez de perderlo por no realizar un equilibrio correcto de alimentos que consumimos y del gasto de energía que realizamos”, afirma a la vez que recomienda realizar comidas moderadas: “Ningún alimento en exceso es bueno”.

Del mismo modo, aconseja elegir un día para cada uno de los alimentos que más nos gustan, de forma que al final de las Navidades habremos probado todo sin excesos. Es decir, cada día una cosa y no todos los días de todo.

De esta forma, la recomendación principal para pasar una Navidades en la que no olvidemos la salud es comer de forma equilibrada: “Nuestro objetivo principal tiene que ser consumir un volumen adecuado de alimentos que nos aporte saciedad con un aporte adecuado de nutrientes”.

Para terminar, Aránzazu Perales propone de primero, por ejemplo, verduras en cremas o asadas o al vapor; y de segundo, en poca cantidad, carne o pescado. Por supuesto, no hay que abusar de turrones y otros dulces.