Consejos para evitar la cistitis o infección de orina

La temporada de verano, con la visita a la playas y piscinas, suele dar con un problema de salud muy habitual estos días que es la cistitis o infección de orina. Según Cinfa, la cistitis es un tipo de infección del tracto urinario provocada por la presencia y multiplicación de microorganismos en la zona de la vejiga. Su invasión de los tejidos provoca lesiones y libera toxinas que pueden resultar perjudiciales para nuestro organismo.

Tras la respiratoria, la cistitis es la segunda infección más frecuente en nuestro país y su incidencia es mayor en mujeres, ya que se estima que cuatro de cada diez mujeres padecen algún episodio a lo largo de su vida y, de estas, casi un 30% se presentan como casos de cistitis recurrente.

La cistitis es la segunda infección más frecuente y su incidencia es mayor en mujeres.

La cistitis es la segunda infección más frecuente y su incidencia es mayor en mujeres.

Las recurrentes son especialmente frecuentes a partir del inicio de las relaciones sexuales y se incrementan ligeramente durante la menopausia como consecuencia de las modificaciones de su flora vaginal. Se dan en menor medida según se aproxima a la vejez.

Entre los síntomas más habituales nos encontramos con presión en la parte inferior de la pelvis, dolor o escozor al orinar, necesidad urgente de ir al baño, micciones escasas y frecuentes, necesidad de orinar por la noche, orinas turbias o malolientes acompañadas de sangre y relación sexual dolorosa.

Aunque los casos leves pueden curarse solos, en la mayor parte lo recomendable es aplicar un tratamiento antibiótico con el fin de evitar que la infección se extienda.

Pero, ¿por qué es tan habitual en verano? En esta época del año aumentan los casos de cistitis porque la humedad posterior a los baños en piscinas o playas favorece el crecimiento de esas bacterias, por lo que es una patología mucho más habitual en la época estival, según explican igualmente desde Cinfa, que aconsejan unas sencillas pautas para evitar la cistitis:

1.- Beber un mínimo de 1,5 litros de líquido al día para eliminar de forma más rápida las bacterias del aparato urinario.

2.- Orinar con frecuencia, ya que el crecimiento bacteriano es mayor cuanto más tiempo permanece la orina en la vejiga.

3.- Combatir el estreñimiento para que los gérmenes no puedan colonizar los tejidos cercanos al tracto urinario.

4.- Usar jabones neutros en la limpieza de la zona íntima.

5.- Ir al servicio antes y después de mantener relaciones sexuales, ya que esta actividad incrementa hasta 40 veces el riesgo de infección.

6.- Mejor ducha que baño.

7.- Quitarse el bañador húmedo lo antes posible.

8.- Usar ropa interior de algodón y evitar las prendas ajustadas. El material sintético favorece la transpiración y, por tanto, la proliferación de microbios.

9.- Consumir arándano rojo. Una sustancia presente en este fruto, las proantocianidinas tipo A2, actúan previniendo la colonización de las bacterias E. Coli en la vejiga.

Más información para cuidar la salud previniendo la cistitis pinchando AQUÍ