Consejos básicos para empezar a correr

Todo el mundo sabe que hacer ejercicio físico es fundamental para la salud. Lo que quizá se ignora es que si el deporte que quieren hacer es correr, una de las actividades con más adeptos porque se considera más fácil de realizar y menos peligrosa, es absolutamente recomendable acudir a un médico especializado.

No es ninguna tontería. Nos fiamos de un libro, de Internet, de un amigo o, incluso, lo hacemos sin consultar a nadie cuando, sin embargo, lo importante para no dañar la salud es contar con el asesoramiento de un especialista en medicina deportiva que ajuste el ejercicio a nuestro estado físico.

En este sentido, el presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE), Pedro Manonelles, ha explicado que no es necesario tener unas cualidades especiales para correr, pero antes de empezar sí es aconsejable que un profesional realice un análisis médico completo que valore los riesgos cardiovasculares y del aparto locomotor.

Para empezar a correr es fundamental acudir a un médico especializado.

Para empezar a correr es fundamental acudir a un médico especializado.

Del mismo modo, advierte de la importancia de tener en cuenta factores como la hidratación (cuanta más distancia, más necesaria es) y las condiciones de temperatura y humedad (no es lo mismo correr con mucho frío que con mucho calor).

Una vez que nos lanzamos a correr, tampoco hay que pasar por alto unos sencillos consejos:

Es fundamental realizar estiramientos antes y después de realizar el ejercicio físico para evitar lesiones. Es muy importante calentar antes con un trote suave y estirar al final para que los músculos se recuperen.

No hay que fijarse objetivos de distancia hasta que no se tenga un ritmo de carrera soportable de forma adecuada. En este sentido, hay que adaptar el tiempo de ejercicio al estado físico. Éste se irá aumentando de forma progresiva y acorde a la forma que vayamos cogiendo. Una mala elección puede hacer que se abandone la práctica de este deporte.

Vamos a lo fácil. Nada de recorridos con cuestas o con obstáculos peligrosos. Es aconsejable que al principio se elijan itinerarios llanos.

Para evitar mareos, no hay que parar de golpe. Se recomienda hacerlo de forma progresiva para que la presión arterial se vaya equilibrando.

Para terminar, si el objetivo es adelgazar, hay que saber que utilizar plásticos para tapar el cuerpo cuando se hace ejercicio en condiciones de calor es extremadamente peligroso para la salud.