Un año más sin Pingüinos

Los asiduos a la concentración motera invernal más importante de Europa, Pingüinos, ven como peligra su fiesta por segundo año consecutivo. El motivo es básicamente el mismo que el año pasado: no se ha encontrado en Valladolid una parcela adecuada capaz de acoger la acampada con las miles de personas y sus motos que suelen congregarse en este tradicional y reconocido encuentro motero.

Habrá concentración motera, pero no será de Pingüinos.

Habrá concentración motera, pero no será de Pingüinos.

Tras la decepción de la edición que debería haberse celebrado a principios de este 2015, surgieron dos iniciativas para suplir el evento: una en la propia provincia de Valladolid, organizada por el Ayuntamiento, y otra en Segovia a cargo de la nueva asociación del presidente de Turismoto, propietaria de la marca Pingüinos.

Pero una de las opciones ya ha caído. Aunque el Ayuntamiento segoviano de Cantalejo se había volcado desde el principio con lo que pretendía ser la continuidad de Pingüinos y había mantenido reuniones constantes tanto con los organizadores como con los vecinos y negocios del pueblo para preparar la concentración motera, finalmente ha tenido que ser suspendida “por las presiones y amenazas de toda índole” que ha recibido la organización y que ha llevado a su presidente, Mariano Parellada, incluso, a tener problemas de salud.

La asociación “La Leyenda Continúa: Yo soy Pingüino” esperaba reunir del 8 al 10 de enero en una zona de pinares de Cantalejo entre 4.000 y 5.000 personas con sus motos. Justo en estas fechas está prevista la concentración del Ayuntamiento de Valladolid en las instalaciones de la Antigua Hípica con el nombre “La Fiesta de la Moto. Valladolid, capital europea de la moto”, un evento que hace especial hincapié en la música y la gastronomía.

En este sentido, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha apuntado que tal y como se conoce, la concentración motera de Pingüinos no se va a celebrar en 2016 ni en la capital castellana ni en Cantalejo: “Habrá otra cosa, pero no Pingüinos”.