Los errores de los motoristas en carretera

Mucho se habla de los accidentes que tienen los motoristas, tanto en ciudad como en carretera abierta. Aunque algunos son por causas ajenas, hay que hacer también un ejercicio de autocrítica y analizar qué hacen mal con sus motos sobre el asfalto.

El trazado incorrecto de las curvas es uno de los errores más fecuentes entre los motoristas.

El trazado incorrecto de las curvas es uno de los errores más fecuentes entre los motoristas.

En este sentido, ha sido especialmente útil la primera edición de Formació 3.0, un programa pionero en España que nació con el objetivo de reducir la siniestralidad de las motos gracias a una actividad de formación gratuita que se ha desarrollado en algunos de los recorridos moteros más populares.

Con el impulso de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR) y el Servei Català de Trànsit, se han identificado los errores más comunes que cometen los motoristas en las carreteras:

  • La velocidad poco adecuada al entorno: Es necesario pararse a pensar si la velocidad que se alcanza en determinados espacios (zonas concurridas, calles con mucho tránsito o la salida casi de carreras de algunos semáforos) es la más adecuada y, sobre todo, la más segura.
  • El trazado incorrecto de las curvas: parece lógica la importancia de saber realizar una buena tracción de las curvas. Hacerlo mal aumenta el riesgo de accidente.
  • El desconocimiento de la correcta técnica de frenado: Mala idea usar el freno delantero en vez de ambos y viceversa.
  • El mal aprovechamiento del espacio: como pasa con más frecuencia de la deseada, muchos coches no tienen en cuenta a las motos y su posibilidad de colocación gracias a su tamaño. El motorista tiene que ser precavido y si no ve claro ocupar ese espacio, lo mejor es esperar y quedarse detrás del vehículo que le precede y adelantar cuando la maniobra sea segura.
  • La capacidad de anticiparse a imprevistos: Aunque son más probables en vías urbanas, también nos pueden sorprender en carretera. Mucha concentración.
  • El mantenimiento óptimo de la motocicleta: hay que hacer una revisión completa con frecuencia.
  • El respeto a las normas: parece una “perogrullada”, pero hay que conocer todas las normas que tenemos que seguir para circular en moto y, además, aplicarlas.

Más información pinchando AQUÍ