GoGoro, el scooter eléctrico e inteligente llega a Europa

Una scooter eléctrica que, además, es inteligente se podrá comprar pronto en Europa. La compañía taiwanesa GoGoro, que hasta ahora sólo vendía su motocicleta eléctrica inteligente en su país de origen, ha anunciado que el conocido como GoGoro Smartscooter llegará a Europa para comienzos de 2016.

La GoGoro Smartscooter llegará a Europa a comienzos de 2016.

La GoGoro Smartscooter llegará a Europa a comienzos de 2016.

GoGoro, empresa que fue creada por ex directivos de la fabricante de teléfonos móviles HTC, hará acto de presencia en primer lugar en Holanda, donde espera hacerse un hueco entre los usuarios de bicicletas para moverse por ciudad.  GoGoro promete el mismo desplazamiento sin esfuerzo y con el mismo nivel de contaminación, es decir, ninguno.

¿Cómo es esta moto eléctrica? La scooter de GoGoro se presenta con una batería que puede reemplazarse de forma muy fácil. Esto permite que no sea necesario recargarla inmediatamente, sino que se sustituya por otra batería con carga completa muy rápidamente en el propio aparcamiento, las estaciones de servicio o en otros puntos preparados para ello, tal y como ya se hace en Taiwán.

Así, el motorista se olvida de los largos períodos de recarga para una corta autonomía en los trayectos largos porque el scooter GoGoro puede hacer 100 kilómetros a una media de 40 km/h. Esta máquina también cumple el de 0 a 50 km/h en unos 4,2 segundos y puede alcanzar hasta 95 km/h de velocidad máxima.

¿Por qué es inteligente? Esta scooter viene con sensores y sistemas que permiten disponer de un antirrobo de alta fiabilidad, así como un asistente de localización de estaciones de carga que indicará cuál es la más cercana. Del mismo modo, el usuario dispondrá de toda la información sobre el estado de sus componentes. Igualmente, la moto se conecta a un móvil con Internet con el que envía un mensaje automático de socorro en caso de accidente de tráfico.

No se sabe todavía cuánto costará este scooter, pero en Taiwán su precio es de unos 3.500 euros.