2013 recordará el pleno español en motociclismo

El motociclismo español ha seguido un año más en cabeza. La temporada del 2013 en motos ha terminado con pleno de campeones. Todas las categorías han visto como había un piloto español en lo más alto del podio. Con Marc Márquez en MotoGP, Pol Espargaró en Moto2 y Maverick Viñales en Moto3 los récords se acumulan.

Desde que en 2010 se lograra vencer en todas las categorías del mundial gracias a Jorge Lorenzo, Toni Elías y Marc Márquez, el motociclismo español no ha dado opciones a pilotos de otras nacionalidades. Este año, sólo el británico Scott Redding ha conseguido colarse en el segundo puesto en Moto2.

Márquez es el campeón más joven de la historia del motociclismo mundial

Márquez es el campeón más joven de la historia del motociclismo mundial.

Así, en MotoGP, considerada como la categoría reina del mundial ha sido un mano a mano entre Marc Márquez, acusado en ocasiones de un pilotaje demasiado arriesgado, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa. El debutante ha sido el único, junto a Kenny Roberts, en ganar el Mundial en su primera temporada y se ha convertido, además, en el campeón más joven de la historia del motociclismo mundial.

La edad del campeón, junto al buen estado de forma de Lorenzo, e incluso de Pedrosa, hace imaginar que hay campeón español para rato en la categoría más potente a pesar de que la temporada 2014 traerá muchas novedades en el aspecto técnico.

En la categoría intermedia del mundial, Moto2, el título fue para Pol Espargaró, seguido del británico Scott Redding y de Tito Rabat, que ha destacado que este año ha aprendido a ganar carreras. A pesar de disfrutar de una temporada con alternancias en el liderato, Pol llegó al último campeonato del mundial, el de Cheste, con el título ya en el bolsillo.

En Moto3, la categoría de menor cilindrada, el gato se lo llevó al agua Maverick Viñales, que tuvo que luchar hasta la última vuelta contra Àlex Rins. El tercero en el cajón, Luis Salom, tenía sus opciones, pero en la última carrera se fue pronto al suelo. A Maverick, que siempre tiene que explicar que su padre le puso ese nombre porque le gustaba mucho la película Top Gun, le veremos en Moto2 de la mano de Sito Pons y con Luis Salom como compañero. La cosa promete.