Riesgos en el uso de la calefacción en el hogar

Cuando entramos en invierno y aparecen con ello las bajas temperaturas, empezamos a usar distintos sistemas con el fin de mantener el calor dentro del hogar. Si no se tiene en consideración algunos aspectos particulares, se pueden estar corriendo ciertos riesgos en el uso de la calefacción en el hogar. Desde loaseguro te mostramos cuáles son para que puedas evitarlos y no sufrir sus inconvenientes.

riesgos en el uso de la calefaccion

Tipos de riesgos en el uso de la calefacción en el hogar

Estos son algunos de los riesgos que nos vemos expuestos cuando hacemos uso de la calefacción:

Mecanismos de defensas del organismo

La temperatura ideal para tener la calefacción se ubica entre los 21 y 23 grados. En cuanto a la humedad ésta no debe de superar ni el 50 ni el 70 por ciento de la misma.

Si superamos estas medidas, vamos a estar corriendo el riesgo de que haya un contraste de temperatura elevado. Esto marcará mucho la diferencia entre la temperatura en el interior del hogar y el exterior. Por lo tanto, uno de los mayores inconvenientes será que nuestras defensas no actuarán como lo harían normalmente.

foto seguro de hogar

Acumulación de gases nocivos

En la calefacción que hace uso de combustión como por ejemplo es el caso de las estufas a querosén, gas, leña o parafina, hay muchos gases nocivos. Esto sucede porque consumen oxígeno y liberan dichos gases como por ejemplo el monóxido de carbono.

Si no hay una ventilación lo suficientemente buena, lo que sucederá es que haya una acumulación de gases que pueden llegar a ser muy nocivos para la salud.

Intoxicación de monóxido de carbono

Una acumulación de monóxido de carbono podría llegar a ser mortal Dicho gas es incoloro e indoloro. Por lo tanto, es difícil de percibir en ocasiones. Cuando el gas llega a los órganos o tejidos empiezan a haber problemas cardiorrespiratorios.

Las intoxicaciones más leves lo que hacen es provocar por ejemplo dolores de cabezas, náuseas o algún tipo de debilidad general.

Otros gases peligrosos

Además del monóxido, existe otro gas que también es peligroso. Se trata del dióxido de nitrógeno que está presente en las cocinas o los hornos a gas. Este gas hace que las mucosas se irriten y por lo tanto que aparezcan dificultades para respirar.

Infecciones, tos o congestiones

Otros de los riesgos en el uso de la calefacción en el hogar son los síntomas por la humedad en el ambiente. Esta humedad podría ocasionar infecciones, congestión u otro tipo de síntomas generales.

Se sugiere que todos los días se aireen los ambientes y se deje entrar luz natural. Así, es como se evitan los ácaros. También que se le de el mantenimiento adecuado a los aires acondicionados. Será únicamente con estas acciones que podrás evitar los riesgos generales del uso de un calefactor.

En caso de que aparezcan síntomas o similares, hay que acudir de inmediato a urgencias. Ten siempre tu seguro médico privado vigente para recurrir a él si te hace falta.

No te quedes sin saber cuánto puedes ahorrar con el seguro de tu Hogar: Pedir presupuesto Gratis