Los afectados por hipotecas multidivisa podrán pedir su nulidad

La firma de abogados IURE Abogados ha explicado que los afectados por las hipotecas multidivisa podrán pedir la nulidad de la escritura del préstamo debido a que los juzgados han acogido la pretensión de nulidad del contrato de préstamo hipotecario con arreglo a la “deficiente” información previa del producto suministrada por las entidades financieras al consumidor al adquirir su vivienda.

Una hipoteca multidivisas es un préstamo hipotecario suscrito en varias monedas extranjeras, por lo general en yenes y francos suizos, de forma que permita al consumidor aprovecharse de los bajos tipos de interés que rigen en ese momento en los mercados de los países respectivos y de la debilidad del tipo de cambio de la divisa en cuestión. Del mismo modo, no hay que olvidar que tiene el alto riesgo de que se produzcan cambios de tendencia que revaloricen la moneda. Esto haría que la deuda fuera al cambio mucho más cuantiosa.

Los afectados por hipotecas multidivisa podrán pedir su nulidad

Los afectados por hipotecas multidivisa podrán pedir su nulidad.

Así, el director del departamento Concursal de IURE Abogados, Carlos Pavón, ha informado de que existen tipos diferentes de afectados: “Por una parte consumidores no informados por escrito con carácter previo a la firma del préstamo hipotecario, que podrán solicitar su nulidad con arreglo a dicha falta de información. Y por otra, consumidores sí informados por escrito previamente a la firma del préstamo hipotecario, que deberán someter a la consideración de un perito financiero el análisis del documento”.

Este experto ha insistido en que lo que sucede en la mayoría de los casos con los que se están encontrando es que los documentos de información que se aportaron al cliente antes de la firma de la hipoteca “carecen de toda la información necesaria para un conocimiento profundo del producto”. Esto lleva aparejada la misma respuesta judicial: la nulidad de la escritura de préstamo hipotecario.

Además, ha recordado que es importante tener en cuenta que, en los casos de clientes que no pueden hacer frente al pago de las cuotas hipotecarias vigentes, “ha sido acogida judicialmente la pretensión de suspender de forma cautelar el proceso de ejecución hipotecaria instada por la entidad por el impago de las cuotas”.

Así, continúa Pavón, “la entidad no puede ejecutar la hipoteca por impago hasta que se resuelva la demanda de nulidad de la escritura planteada por el consumidor, lo cual supone una importante protección de los derechos de los consumidores”.

Aquí en España, recientemente, un número considerable de clientes que contrataron hipotecas multidivisa para no tener que rendir cuentas a las subidas del euríbor se han encontrado con que sus cuotas se han incrementado en un 40%, circunstancia que ha provocado un aumento de las reclamaciones por este tipo de préstamos.