Qué hacer para cuidar la chimenea

Con la llegada del frío, es normal que nos veamos en la situación de querer encender el fuego y así estar calentitos. Sin embargo, hay que tomar las precauciones adecuadas y cuidar la chimenea. Todo con la idea de evitar sustos y que realmente puedas disfrutar de ella. Hoy en el blog de loaseguro te damos unos consejos para disfrutar seguros de la chimenea.

cuidar la chimenea

Consejos para cuidar la chimenea

Tanto en casas rurales como de campo o albergues, es habitual que chimeneas como braseros se enciendan para entrar en calor.

Con el fin de que no existan accidentes, lo mejor es aplicar una serie de precauciones que te permitirán estar a salvo.

No dejar encendida la chimenea sola

Nunca dejes encendida en solitario la chimenea pues puede llegar a provocar algún tipo de accidente. Siempre tiene que estar vigilada por alguna persona, pues no sabemos si una chispa o similar podría llegar a ocasionar un siniestro.

Cuidado en las casas altas

Cuando las casas son altas, hay que tener mucho cuidado. La chimenea o el propio brasero va generando distintos gases como por ejemplo el monóxido de carbono. Esto hace que se acumule en las zonas altas de la casa con lo que podría haber una intoxicación con el uso desmedido.

foto seguro de hogar

Comprueba todo al apagar

En el momento en que te toque apagar el fuego, comprueba de que se ha extinguido correctamente. Si la puedes cerrar mucho mejor, y si tienes la posibilidad de tener la base portátil, mucho mejor sacarlo al exterior.

En el momento en que la chimenea está funcionando, aparece el monóxido de carbono que es realmente un gas muy peligroso. Esto sucede porque falta oxígeno en el interior lo que hace que se genere una llama de color amarillo.

El problema es que se trata de un gas que no tiene casi olor en ocasiones y mucho menos color. Suele causar dolores de cabeza y vómitos en algunas personas. Cuando se consume mucho de este gas podría llegar a ocasionar la muerte.

Lo mejor en todos los casos es siempre prevenir y cuidar la chimenea.

Mantenimiento de una chimenea

Para que la chimenea siga funcionando correctamente durante todo este tiempo, lo ideal es darle un mantenimiento adecuado.

Previo a su utilización, hay que verificar muy bien que el deshollinador está correctamente colocado.

También es bueno limpiarla con productos especiales, sobre todo cuando se trata de una chimenea cerrada. Generalmente es un producto a base de amoniaco y para las paredes se utiliza un producto no corrosivo.

Cuando la vas a utilizar por primera vez en la temporada, es importante que los troncos sean pequeños. Así de esa forma se puede iniciar el fuego.

Mientras la chimenea está en funcionamiento es recomendable que el fuego que se mantiene no sea muy grande. No hace falta para ello colocar troncos grandes pues si no la llama será desproporcionada.

Una vez que hayas finalizado su uso, retira todas las cenizas. Así, vas a cuidar la chimenea y de toda tu familia.

Para finalizar

No olvides tener tu Seguro de Hogar al día y evitar una desgracia económica: Solicita presupuesto gratuito