Cómo cambiar tu seguro de hogar

seguro de hogar 20

Hay veces en las que no estamos contentos con el seguro de hogar que tenemos contratado. O por el contrario, hay algunas circunstancias que se han modificado y por ende hace falta cambiar a otro. Lo que se busca en cualquier caso, es un tipo de seguro que se adapte al 100% a nuestras necesidades y las de nuestro hogar. Hoy en el blog de loaseguro te lo contamos.

Cambiar tu seguro de hogar es posible

Desde el mes de enero, se empezó a aplicar la nueva Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las entidades aseguradoras.

Esto lo que hace es que permite a quien contrata el seguro, a comunicar a la aseguradora que no quiere seguir. Para ello, lo debe de hacer con al menos un mes de antelación a la fecha de vencimiento.

Antes de esta ley, la decisión de no renovar o de cambiar tanto por parte del usuario como de la aseguradora, era de dos meses previos. Ahora, el usuario puede hacerlo un mes antes pero la aseguradora sigue teniendo dos meses.

Existen algunas circunstancias específicas que pueden llevar a la modificación del seguro de hogar. Un caso es por ejemplo que la vivienda esté a la venta. Es ahí en donde se puede optar por un cambio de coberturas.

Claro está que quedará en manos de la compañía el aceptar o no dichos cambios.

Por ese motivo es que lo mejor es informarse adecuadamente sobre todo en la póliza antes de la contratación.

foto seguro de hogar

Cuándo es posible cambiar el seguro de hogar

Ya hemos visto que lo mejor es hacerlo previo a la renovación. Si se sabe la fecha de renovación, entonces con un mes previo será suficiente.

Pero existen otras circunstancias en las que se podría hacer el cambio. Un ejemplo de ello sería la modificación de precios o coberturas.

Hay aseguradoras que hacen modificaciones a la póliza. Es ahí en donde la compañía debe de avisar al usuario. Si a éste no le interesan, entonces se tienen 15 días para rechazar la modificación o cancelar la póliza. Pero esta cancelación sería sin ningún tipo de penalización.

Otro ejemplo muy claro

Es cuando se haya hecho una reforma en el hogar o colocado una nueva instalación de seguridad. Esto lo que hace es modificar los riesgos de la vivienda. El seguro por lo tanto se debe de adaptar a ellas.

Para ello, tendrá que valorar el nuevo riesgo y fijar una prima considerable tanto sea porque se hayan aumentado o disminuido los riesgos.

Si se ha advertido a la aseguradora y por ejemplo se trata de una disminución y no lo hace, te puedes oponer. Esto quiere decir que podrías oponerte a la renovación o al propio seguro en los siguientes 15 días.

Durante la compraventa de una casa, también se pueden hacer modificaciones. Aquí la aseguradora o el comprador pueden prescindir del contrato en los siguientes 15 días a la compra final.

Como puedes ver, son muchas las circunstancias en donde cambiar tu seguro de hogar. Simplemente hace falta que te informes y asesores para tomar la mejor decisión.