Tips para conducir con lluvia

conducir con lluvia

La llegada del invierno trae consigo fuertes temporales y cambios de temperatura. Por eso hay que tener mucho cuidado sobre cómo conducir con lluvia. Las precipitaciones hacen que la conducción sea compleja. Veamos en el artículo de hoy de loaseguro, especialistas en Seguros de Coche, cómo podemos protegernos.

Consejos para conducir con lluvia

Cuando conducimos con lluvia siempre tenemos un extra de peligrosidad. No importa que la lluvia sea poca o que se trate de grandes precipitaciones. En todos los casos, el peligro está presente.

Además, la lluvia es el tipo de fenómeno que más accidentes provoca según la DGT.

Con estos consejos podrás tomar las medidas adecuadas para evitar inconvenientes y posibles accidentes:

Reducción de la velocidad

Una de las grandes claves, es que reduzcas la velocidad. Cuando reduces la velocidad, tendrás mayor posibilidad de acción y espacio frente a un movimiento brusco.

Mayor distancia de seguridad

Junto con el hecho de reducir la velocidad, hay que aumentar la distancia de seguridad. Lo ideal es que cuando hay lluvia sea el doble de lo normal. Así, tendrás mayor capacidad de frenar. Recuerda que con el suelo mojado los neumáticos reaccionan distinto a un suelo seco.

seguro de coche barato 2

Evita los frenazos

Si tienes una conducción más suave, será más segura y eficiente. Así, habrá menos movimiento y por ende evitarás colisiones. También, la posibilidad de controlar mucho más la dirección, embrague, freno, acelerador, entre otros.

Al evitar los frenazos evitas los siniestros.

No pises la pintura blanca

Uno de los problemas cuando conducimos es que a veces pisamos la pintura blanca de la cebra o delimitadores. Intenta no tocarlos con la lluvia. El agarre es inferior, por lo que hay que tener cuidado en el pavimento.

Visibilidad

Lleva siempre las luces encendidas para facilitar así que te vean. Si hay lluvia intensa, entonces enciende las luces de niebla. Ten cuidado en todo momento con los adelantamientos. Presta especial atención a los camiones y autocares.

Aquaplaning

Hay un efecto que se genera con la lluvia que es el llamado aquaplaning. Este efecto se da cuando los neumáticos no pueden evacuar el agua. Como consecuencia, el coche se desliza por la capa de agua y salpica.

Para poder evitarlo, lo  mejor es reducir la velocidad cada vez que veas un charco, pero no frenes. Tienes que levantar el pie del acelerador y sujetarte con fuerza al volante.

Si cambias la trayectoria, será un inconveniente. Como recomendación, sigue la huella del coche que va por delante y así habrá menos cantidad de agua en la zona.

Neumáticos

Es una de las partes más importantes. La adherencia del neumático se reduce cuando el suelo está húmedo. Por eso es bueno que revises la presión del neumático. Si la presión es incorrecta, lo que va a suceder es que habrá menos cierre de canales de drenaje.

También te recomendamos inspeccionar la alineación propia de las ruedas.

Amortiguadores

Para que el coche se mantenga estable, lo mejor es observar los amortiguadores. Si están gastados van a afectar a la estabilidad del vehículo.

Por supuesto que hay más factores a tener en cuenta como los frenos o la iluminación. Presta atención a todo ello para aprender cómo conducir con lluvia.

No te quedes sin saber cuánto puedes ahorrar con el Seguro de tu Coche: Presupuesto gratuito