Tengo la ITV caducada, ¿qué me puede pasar?

Todos somos conscientes de la necesidad de pasar la ITV a nuestro vehículo para que en las calles o carreteras mantenga unas condiciones mínimas de seguridad y así minimizar el riesgo de tener un accidente por causas técnicas o de mantenimiento.

No hay que olvidar tampoco que, del mismo modo, con esta inspección se contribuye a proteger el medio ambiente gracias al control que se realiza de las emisiones de gases de escape.

Los coches particulares están exentos hasta cuatro años. Con más de cuatro, la revisión es bienal y con más de diez, anual.

Los coches particulares están exentos hasta cuatro años. Con más de cuatro, la revisión es bienal y con más de diez, anual.

Entendiendo que todos queremos esto, es decir, circular seguros, es cierto que podemos despistarnos con la fecha legal para pasar la ITV al coche o la moto. ¿Qué sanción pueden poner por circular sin tener la ITV pasada (sin haber corregido los defectos detectados) o tenerla caducada?

Desde la asesoría de Autopista.es, Sylvia Longás nos explica en un vídeo que la sanción por circular con nuestro coche sin la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) depende de la infracción que se cometa. Así, la sanción es de 200 euros si circulamos con la ITV caducada. El agente, si nos para el vehículo, puede retirarnos el permiso de circulación. Nos dará un volante para que acudamos a la ITV en un plazo de 10 días.

Por otra parte, la multa es de 500 euros si la inspección que le han realizado a nuestro vehículo ha sido negativa. Hay que recordar que la ITV es negativa cuando los defectos son muy graves. Si esto sucede, el vehículo no puede moverse del centro de la ITV por sus propios medios y habrá de hacerse con un remolque o por medio de una grúa que lo lleve hasta el taller. Después, tendrá que volver a pasar la ITV para que se verifique su reparación.

En cualquier caso, bueno resulta siempre recordar las frecuencias de Inspecciones Periódicas según la antigüedad y tipo del vehículo:

Las motocicletas, vehículos de tres ruedas, cuadriciclos, quads, ciclomotores de tres ruedas y cuadriciclos ligeros están exentos hasta cuatro años. Si tienen más de cuatro años, la revisión es bienal.

Los ciclomotores de dos ruedas están exentos hasta tres años. Si tienen más de tres años, la revisión es bienal.

Los vehículos de uso privado dedicados al transporte de personas, con capacidad hasta nueve plazas, incluido el conductor, autocaravanas y vehículos vivienda están exentos hasta cuatro años. Si tienen más de cuatro años, la revisión es bienal y si tienen más de diez, anual.

Las ambulancias y vehículos de servicio público dedicados al transporte de personas, incluido el transporte escolar, con o sin aparato taxímetro, con capacidad de hasta nueve plazas, incluido el conductor, tienen que hacer una revisión anual hasta los cinco primeros años. Después, cada seis meses.

Los vehículos de servicio de alquiler con o sin conductor y de escuela de conductores, dedicados al transporte de personas con capacidad de hasta nueve plazas, incluido el conductor, incluyendo las motocicletas, vehículos de tres ruedas, cuadriciclos y quads están exentos hasta dos años. Si tienen de dos a cinco años es anual y de más de cinco años, semestral.

– Los vehículos dedicados al transporte de personas, incluido el transporte escolar y de menores, con capacidad para diez o más plazas, incluido el conductor, tienen que hacer una revisión anual hasta los cinco primeros años. Después, cada seis meses.