Luz verde al eCall: llamada automática de emergencia en accidentes

Una norma europea obligará a los fabricantes de coches a introducir como muy tarde en octubre de 2015 el denominado eCall, un sistema de llamada automática de emergencia en caso de accidente grave con el que se espera salvar hasta 2.500 vidas al año.

Como parece lógico, el objetivo de este sistema es que los servicios de emergencias puedan acudir al lugar del accidente rápidamente y prestar la atención médico-sanitaria necesaria al conductor del coche y los pasajeros lo antes posible. Se estima que el eCall podría reducir el tiempo de respuesta en un 40% en vías urbanas y en un 50% en las zonas rurales.

El eCall espera salvar 2.500 vidas al año.

El eCall espera salvar 2.500 vidas al año.

El sistema, cuyo precio de instalación costará unos 100 euros por vehículo, marcará automáticamente el número de emergencias 112 transmitiendo a los servicios referidos la localización del vehículo incluso cuando el conductor esté inconsciente o no pueda realizar en ese momento la llamada.

Aunque la fecha límite, en principio, está puesta en octubre de 2015, se podría retrasar la obligatoriedad de incluir por ley este sistema de seguridad, ya que los eurodiputados han valorado que la industria automovilística puede necesitar todavía más tiempo para desarrollarlo.

Además, susceptibles como estamos todos con las cuestiones relativas a la intimidad y el control permanente con las nuevas tecnologías, se han tenido en cuenta también las leyes sobre protección de datos, por lo que el Parlamento Europeo ha reforzado las disposiciones a este respecto para evitar que se haga un seguimiento permanente del vehículo.

Así, en caso de accidente grave, el eCall sólo enviará la posición exacta, la clase de vehículo, el tipo de combustible, el número de cinturones abrochados y la dirección en la que se dirigía el vehículo. También revelará si el sistema ha sido activado de forma manual o la llamada se ha realizado de forma automática.