Los problemas del sueño al volante

Recientemente hemos oído que 6 de cada 10 conductores españoles ha sufrido al volante micro-sueños, que, para que nos entendamos, son breves lapsos de tiempo, de unos 2 o 3 segundos, en los que el conductor cierra los ojos, se duerme y pierde la consciencia de lo que pasa a su alrededor, es decir, aspectos tan importantes como la carretera, las señales de tráfico u otros vehículos.

No es ninguna tontería, el 24% de los accidentes mortales en autopista son causados por estos micro-sueños.

El 71,65% de los conductores reconoce que ha tenido problemas con el sueño mientras conducía.

El 71,65% de los conductores reconoce que ha tenido problemas con el sueño mientras conducía.

Así lo explica un estudio que ha realizado la Fundación del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), que añade otros datos, no menos preocupantes, como que el 71,65% de los conductores reconoce que ha sufrido somnolencia mientras conducía su coche o que el 49,93% (la mitad) sólo descansa cuando le fallan las fuerzas.

Además, para terminar de asustar, el informe destaca que 15.397.200 conductores manifiestan quedarse dormidos mientras conducen. Todo esto no hace sino reflejar, apunta el director general de CEA, Fernando González Iturbe, “el gran desconocimiento” de los conductores de la importancia de descansar antes de ponerse al volante.

Por todo esto, desde esta fundación se hace especial hincapié en la necesidad imperiosa de hacer paradas cada dos horas o la importancia que tiene haber dormido 8 horas antes de realizar un viaje largo.

¿Quiénes son los que presentan un riesgo más elevado de sufrir un accidente por sueño? Según el estudio, fundamentalmente se trata de jóvenes de entre 18 y 29 años, los trabajadores a turnos, las personas que conducen bajo efectos de alcohol o de las drogas y, parece lógico, aquellos que presentan enfermedades relacionadas con el sueño.

No se puede olvidar que más del 40% de los accidentes están relacionados con la fatiga, que está, a su vez, “íntimamente” relacionada con el sueño y que puede ser consecuencia de una intensa actividad física o de una mezcla de actividad física e intelectual.

Descargue AQUÍ el PDF del estudio sobre somnolencia al volante.