El mantenimiento de un coche ¿Mejor diésel o gasolina?

mantenimiento de un coche

Una de las cosas que más preocupan a quienes se deciden por comprar un vehículo es cómo será el mantenimiento de un coche y cuál será mejor su compra, si es conveniente que el coche sea diésel o gasolina. Hasta el momento, los coches diésel eran los que más se vendían en cualquier concesionario gracias a su bajo consumo y a que el diésel es más económico que la gasolina. Hoy en el blog de loaseguro te lo explicamos. ¡Sigue leyendo!

El mantenimiento de un coche

Sin embargo, con los nuevos presupuestos del 2019, serán muy distintos los precios que junto a ello se le suma el hecho de limitar la circulación de los vehículos más antiguos en algunas ciudades de España. A pesar de ello, se cree que los coches diésel aún tendrán un gran recorrido pero poco a poco irán desapareciendo para dar paso a otro tipo de vehículos.

Pero a todo ello, hay que sumarle realmente la diferencia entre el mantenimiento de un coche diésel que un coche gasolina. El precio puede llegar a tener una diferencia de hasta casi 300 euros, según un análisis realizado por profesionales del sector.

seguro de coche barato 2

En esta diferencia

Se incluyen acciones habituales del mantenimiento como por ejemplo la intervención a los 60 mil kilómetros, los cambios de correa, tensor, polea, entre otros. Claro que la diferencia depende mucho del modelo y tipo de coche, pero para que te hagas una idea, en un coche Citröen C4 hay una diferencia de casi 300 euros entre el de diésel y el de gasolina.

Algo similar sucede en lo que es el mantenimiento que hay que hacerle a los 100 mil kilómetros, en donde sigue habiendo una diferencia cercana a los 150 euros entre uno y otro modelo.

La realidad

Nos dice que el mantenimiento de un coche diésel es más elevado porque su motor es más complejo y por lo tanto tiene más elementos. Por ese motivo su intervención es más costosa que la que se hace con los coches a gasolina.

Este tipo de variantes también se ve en otras acciones como pueden ser reparaciones comunes en el cambio del kit de embrague o la bomba de agua.

Comentario final

Con todo esto, está claro que hay que sacar cuentas y comparar para saber realmente qué tipo de vehículo nos compensa más, pues como dice siempre el refrán “lo barato sale caro” y en este caso, queda comprobado que así puede llegar a ser.

A todo esto, hay que sumarle el coste por supuesto del seguro de coche que se vaya a elegir que si bien en un inicio no debería de haber diferencia entre un coche gasolina o diésel de la misma marca, son factores que influyen en el coste total de la póliza y por supuesto en el tipo de coberturas que se añaden a él.

Lo mejor es tener el asesoramiento de expertos, tanto para la contratación de un seguro de coches como para la compra del mismo, así en todo ello, también se tiene en cuenta cómo será el mantenimiento de un coche de ese estilo.