El exceso de velocidad, culpa de uno de cada cuatro muertos en accidentes de tráfico

El exceso de velocidad es la causa de que una de cada cuatro personas mueran en los accidentes de tráfico. Los datos no son menores, ya que se trata de una infracción que cometen al año cerca de un millón de conductores y que provoca casi 500 muertes al año.

Así, la Dirección General de Tráfico, en su ánimo de concienciar a los conductores sobre este problema de seguridad, insiste en que el exceso de velocidad es la primera causa de muerte en carretera y recuerda que el 70 por ciento de los accidentes con víctimas se produce en las denominadas vías convencionales.

Señal que advierte de un control de velocidad.

Señal que advierte de un control de velocidad.

Además, señala, el exceso de velocidad agrava las consecuencias del siniestro. De esta forma, a 30 kilómetros por hora el riesgo de morir del peatón se reduce a un 10 por ciento y a 80 kilómetros por hora siempre tiene un resultado de muerte. Igualmente, destaca que para frenar completamente un coche que circula a 120 kilómetros por hora es necesaria una distancia mayor que un campo de fútbol.

El exceso de velocidad es una infracción grave o muy grave sancionada con multas de van desde los 100 a los 600 euros y la pérdida de 2 a 6 puntos del carné. Pero además, el artículo 379 del Código Penal dice: “El que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente”.

El incumplimiento es delito y se castiga con pena de prisión de 3 a 6 meses o con una multa de 6 a 12 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.