El 43% de los conductores fallecidos en accidentes dio positivo en alcohol y drogas

Nunca será perder el tiempo insistir en lo importante que es la seguridad cuando se conduce un vehículo, sobre todo si, a pesar de las numerosas campañas de las administraciones y de los consejos en los medios de comunicación, el 43,09% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico en carretera durante 2013 dio positivo en sangre por alcohol o drogas. El perfil más habitual entre estas víctimas corresponde a un hombre de 30 a 40 años que, principalmente, ha consumido alcohol.

El perfil más habitual es un hombre de 30 a 40 años que ha consumido alcohol.

El perfil más habitual es un hombre de 30 a 40 años que ha consumido alcohol.

Tampoco hay que olvidar que el 23% de las personas que fallecieron tras ser atropelladas dieron igualmente positivo en alcohol, drogas y/o psicofármacos. En este caso, la mayoría eran varones con más de 60 años que habían consumido psicofármacos y alcohol.

Cambiamos los hábitos de consumo porque el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), que es el órgano que ha realizado el informe, ha querido destacar el hecho de que haya caído en más de 6 puntos la ingesta de alcohol entre las víctimas de accidentes de tráfico, pero que haya aumentado en 3 y 1 puntos, sin embargo, la de drogas y psicofármacos.

Aunque no es motivo de celebrar, hay que señalar que el porcentaje general del 43% de víctimas al volante de su coche supone un descenso de tres puntos con el que se registraba en la memoria de 2012, cuando se situó en el 47,32%.

Desde la DGT, su directora general María Seguí ha advertido ya sobre la importancia de la presencia de drogas a la hora de producirse un accidente de tráfico, al margen de las consecuencias que haya tenido, mientras el fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha recordado que la pena máxima por homicidio imprudente tras dar positivo en los análisis toxicológicos es de cuatro años de cárcel.