Tips para conducir con lluvia y mal tiempo

conducir con lluvia y mal tiempo

Cuando hay lluvia, existe un mayor porcentaje de posibilidad de siniestralidad en carreteras. Por eso, el gran consejo que encontrarás por todos lados es la prudencia. Conducir con lluvia y mal tiempo puede ser bastante peligroso si no se toma las medidas adecuadas. Hoy en loaseguro te contamos qué hacer para conducir prudentemente.

Pautas para conducir con lluvia y mal tiempo

Siguiendo estas pautas, la conducción será mucho más segura para todos.

Distancia de seguridad

Desde la Dirección General de Tráfico, se recomienda en todo momento respetar la distancia de seguridad al circular por carretera, pero mucho más en invierno. Todo ello se debe a que hay mucha menos visibilidad en general. Además, cuando está lloviendo o hay nieve, hace falta más metros para poder frenar.

Cambiar las marchas suavemente

Las marchas, es mejor cambiarlas con suavidad ya que de lo contrario, si lo haces de forma brusca, el coche podría sufrir daños. Piensa que si hay lluvia o nieve, el asfalto estará inundado. Si tienes que subir una pendiente, utiliza las marchas largas para poder conducir mejor.

seguro de coche barato 2

Límites de velocidad

La velocidad se debe de aminorar en esos casos. Cuando hay nieve, se suele utilizar un código de colores para informar sobre la velocidad que se debe de utilizar. Se coloca todo en las pantallas de tráfico para que todo el mundo lo vea. El color verde, significa que no se puede ir a más de 100 kilómetros, mientras que el amarillo indica que no se puede ir más de 60 km/h. En cuanto al nivel rojo, solo pueden circular los coches que tengan cadenas o neumáticos de invierno.

Instalación de cadenas

La nieve es muy peligrosa, por eso se recomienda tener instaladas unas cadenas o unos neumáticos de invierno. Cuando la nieve aparezca, será momento de instalar las cadenas para que la circulación sea más segura.

Equipo de emergencia

Según el Reglamento General de Vehículo, es obligatorio el llevar 2 triángulos que señale el peligro y al menos dos chalecos reflectantes. Todo ello se colocará en el caso de que hubiera algún tipo de accidente o avería. También se tiene que llevar una rueda de repuesto.

Desactivar velocidad crucero

Muchos coches hoy en día, cuentan con la velocidad crucero. Cuando hay lluvia o mal tiempo, es mejor desactivar ese control ya que de lo contrario se va a producir lo que se llama aquaplaning. El aquaplaning se da cuando las ruedas pierden agarre por no poder evacuar el agua del suelo.

Revisión del coche

Antes de que comience el invierno y el mal tiempo, es recomendable hacer una revisión del coche en el taller para que vean cómo se encuentran todos los elementos. Allí van a verificar los frenos, ruedas y el motor para que todo esté en perfectas condiciones.

Estas recomendaciones son claves si hay que conducir con lluvia y mal tiempo. Está claro que las precauciones son mayores porque por ende la probabilidad de siniestro aumenta notablemente.

Recuerda siempre tener tu seguro de coche al día: Obtén presupuesto gratuito