Bajar a 90 km/h el límite de velocidad reduciría un 20% las víctimas

Reducir el número de víctimas en carretera es el objetivo de cualquier Gobierno. Por un lado está su obligación de mantener en perfecto estado las vías para evitar accidentes y, por otro, hacer valer las normas de tráfico que consigan este fin. El límite de velocidad para los vehículos permitido es siempre uno de los puntos más discutidos.

En este sentido, un informe de Pons Seguridad Vial asegura que bajar a 90 km/h el límite de velocidad en las carreteras convencionales reduciría un 20% el número de fallecidos en España.

La velocidad establecida en Europa se encuentra entre los 80 y 90 km/h.

La velocidad establecida en Europa se encuentra entre los 80 y 90 km/h.

Un asesor de esta empresa experta en consultoría pública y privada y autor del informe, Ramón Ledesma, recuerda que, mientras en autopistas y autovías se continúa reduciendo el número de fallecidos –en 2014 murieron 237 personas en grandes vías, un 13% menos que en 2013– ­­­, en ­las carreteras convencionales aumenta la siniestralidad con 862 muertos el año pasado­, un 4% más que el año anterior.

Ledesma apunta que la reducción del límite de velocidad a 90 km/h conllevaría también otra serie de ventajas, como consecuencias menos lesivas en caso de accidente y un mejor control del vehículo en caso de peligro.

Por otra parte, en los países europeos de nuestro entorno, solo Alemania y Austria tienen estipulado un límite de 100 km/h en las carreteras convencionales, cuando, por regla general, la velocidad establecida en Europa se encuentran entre los 80 y 90 km/h.

Más información sobre este informe, PINCHANDO AQUÍ